La plataforma Olivetrace, una apuesta tecnológica por la calidad del aceite de oliva virgen español
• Ha sido diseñada por las empresas Rurápolis y Galpagro, con la tecnología IBM Blockchain
• Los agentes que intervienen en la producción del aceite de Oleocano y sus clientes ya aprovechan sus beneficios esta campaña
Los consumidores tienen cada vez más interés en conocer los detalles del producto que están comprando, lo que hace que la utilización de tecnologías como blockchain cobre cada vez más relevancia

Córdoba, 1 de diciembre, 2020.- Galpagro, empresa gestora de explotaciones y de asesoramiento agrícola y la consultora Rurápolis, han presentado la plataforma Olivetrace, realizada con la tecnología blockchain de IBM, con el objetivo de digitalizar el proceso de la elaboración del aceite de oliva y llevar garantías y transparencia al consumidor. La idea es dejar constancia de todas las partidas de aceitunas que intervienen en la producción de una botella de aceite, así como de las operaciones del proyecto, entre otros datos, a través de una sencilla app de móvil. La productora y envasadora Oleocano, que procesa 30 millones de kilos de aceituna al año de cientos de explotaciones agrícolas, ya la está utilizando en esta campaña. 

La plataforma Olivetrace está abierta para que agricultores, almazaras, cooperativas y embotelladoras se sumen al proyecto y ofrezcan sus ventajas a los consumidores, convirtiéndose en un sello de garantía y confianza. Gracias a la cooperación de todos los protagonistas, queda registrada la información al detalle de todo el proceso, desde el cultivo, la parcela, la variedad de aceituna, el sistema de producción, el paso por la almazara y el envasado. Más de diez empresas del sector han mostrado interés por implantar la solución próximamente.

Se trata de llevar los beneficios de la tecnología a un mundo tan tradicional como el aceitero, donde gran parte de los procesos siguen haciéndose de forma manual, con albaranes rellenados con bolígrafo en una finca y en el mejor de los casos registrados en un Excel. En Olivetrace, después de que todos los operadores implicados confirmen y encripten la información, mediante una app, el consumidor final puede tener constancia de todo lo que atañe a la botella que ha comprado.

“Los consumidores tienen cada vez más interés en conocer los detalles del producto que están comprando, lo que hace que la utilización de tecnologías como blockchain cobre cada vez más relevancia. Sobre todo, en las empresas olivareras en la que mimamos nuestro aceite y queremos dejar constancia de nuestro trabajo”, afirma María del  Carmen Cano, CEO de Oleocano. 

En la cadena de bloques se pueden introducir todo tipo de datos. Además del tipo de aceituna, es posible certificar el uso de fertilizantes o insecticidas, así como las horas de tractor necesarias para producir un litro. Olivetrace ha sido apoyado como proyecto de demostración a gran escala por la iniciativa europea DIVA (Boosting innovative DIgitech Value chains for Agrofood, forestry and environmet).

For further information: Patricia Torralba IBM España patricia.torralba@es.ibm.com Tlf.- 637 80 41 48